Ionica, radiofrecuencia capacitiva y resistiva para tratamientos faciales

La tecnología ha avanzado y con ella, el desarrollo de nuevas prácticas involucradas en tratamientos corporales y faciales, como la radiofrecuencia, la cual es una de las más efectivas y sin efectos secundarios en las zonas de aplicación a partir de cada caso a tratar.

La Radiofrecuencia – Diatermia,  se perfila como una de las tecnologías más versátiles en posibilidades de tratamiento, no invasiva, indoloro, eficaz y sobre todo, nunca pasa de moda.

Rejuvenecimiento facial, flaccidez, remodelación corporal, drenaje, eliminación de toxinas, celulitis, tejido adiposo. Estas serían sus principales aplicaciones, prácticamente, cubre la mayor parte de la demanda en el día a día del sector estético y médico estético.

IONICA TCS, evoluciona la tecnología en sistema de Radiofrecuencia – Diatermia, gracias a su sistema TCS (Temperature Control System). El control sobre la temperatura en protocolos de tratamiento atérmicos, térmicos e hipertérmicos, ayudan a aumentar y mejorar los resultados, así como eliminar cualquier riesgo de quemaduras, y procurar al paciente mayor confortabilidad durante el tratamiento, y al terapeuta la tranquilidad necesaria en su aplicación. 

Una vez seleccionamos la temperatura deseada, IONICA TCS,variará constantemente su voltaje,  manteniendo durante el tratamiento una temperatura fija.

Dos modos de emisión. BIPOLAR facial para tratamientos de efecto flash inmetidato, y modo MONOPOLAR CAPACITIVO – RESISTIVO para aplicaciones superficiales, medias y profundas.

Con una potencia máxima real de 250 W en cualquiera de los modos de emisión y frecuencia de 470 Khz, hacen de IONICA TCS un sistema de Radiofrecuencia eficaz y de máxima profundidad, permitiendo el tratamiento de estructuras como la epidermis, dermis, hipodermis, vitales en las expectativas de resultados.

Recordar que en las emisiones CAPACITIVAS, la energía se absorberá cerca al electrodo de tratamiento en estructuras con mayor contenido en agua (piel y músculo), y las emisiones RESISTIVAS, en estructuras con menor contenido en agua (tejido adiposo, tendón, cartílago y hueso).

El verano representa una época del año donde el sol adquiere un singular protagonismo y aparece para brindarnos la oportunidad de disfrutarlo gracias a las maravillas naturales del mundo. Estadísticamente, durante esta época son más las personas que viajan para disfrutar de las playas y el buen tiempo, ya que el clima suele ser el más favorable para compartir junto a la familia de unos días de descanso.

Debido a esto, también crecen consigo las aspiraciones colectivas de poseer un cuerpo tonificado y un rostro luminoso y juvenil, etapa donde más allá del hacer entrenamientos físicos y poseer una dieta balanceada muchas personas recurren a los tratamientos estéticos, donde el rejuvenecimiento facial y los tratamientos reductores tienen su especial auge.

Así, al discutir sobre tratamientos innovadores que puedan satisfacer la demanda de poseer un cuerpo sano y simétrico, yace sin dunda alguna, la radiofrecuencia estética IONICA,   un equipo pensado para realizar tratamientos faciales innovadores y paliar los efectos de la edad tanto corporalmente como en el ámbito facial.

Por medio de la termoterapia IONICA se aumenta la temperatura de los tejidos para lograr una estimulación celular y sanguínea; lo cual favorece la oxigenación integral del cuerpo.

El efecto terapéutico de la diatermia surge a través de una corriente alterna de alta frecuencia que genera una modulación eléctrica, lo cual estimula térmicamente  los tejidos y las zonas a tratar.

A través de la radiofrecuencia estética se calientan áreas locales ya que la energía electromagnética, es decir, la fuente de poder del aparato iónico que se utiliza; se convierte a través del cuerpo en energía térmica. Como la diatermia es una emisión electromagnética, su importancia radica en que puede actuar de diferentes modos de acuerdo a la frecuencia que emita y al tejido donde interviene.

¿Cómo la radiofrecuencia estética puede beneficiar tu salud?

Dentro de sus efectos moleculares, la diatermia incrementa el metabolismo celular, el cual se encarga de llevar a cabo dentro de las células los procesos que le permite a éstas nutrirse (nutrición celular), crecer y reproducirse.

Poseer un metabolismo celular que está en constante florecimiento, permite que todas las estructuras y sistemas existentes en el cuerpo humano funcionen correctamente. Por otra parte, la radiofrecuencia estética favorece el drenaje, como por ejemplo el de grasas y toxinas en el cuerpo; lo cual disminuye la aparición de celulitis (inflamación del tejido adiposo por la acumulación de líquido y grasas) y por ende, permite un cuerpo más firme y tonificado ideal para los días de verano.

La diatermia ayuda a reestructurar los tejidos y a producir una mayor oxigenación y flujo sanguíneo entre ellos. La radiofrecuencia estética puede aplicarse tanto el área facial (contorno de ojos, mentón, cuello y pómulos) como en el área corporal donde más se acumule tejido adiposo (brazos, glúteos, muslos, abdomen y  piernas) por lo que éste tratamiento térmico innovador es fundamental para combatir las estrías, arrugas y la celulitis pues permite remodelar y tensar más la piel y su tejido.

            Usualmente las sesiones de terapia iónica duran aproximadamente 45 minutos y pueden realizarse dos veces a la semana; con el fin de integrar un tratamiento completo de 12 sesiones. Cabe destacar que éste tratamiento no es invasivo ni genera daños irreparables en la piel, al contrario; le brinda múltiples beneficios.